Paso de tiempos

Es tan sólo una expresión o es la manera en la que te tomas la práctica de este deporte.

En mi caso, “paso de tiempos”, es posiblemente la mejor forma de expresar mi filosofía como runner.

Porque desde que empecé a correr con cierto criterio y dedicación nunca he tenido en cuenta el tiempo en el que quiero realizar una prueba. Desde hace meses si me he puesto en manos de un entrenador personal (Dani Pérez), simplemente por hecho de llegar en la mejor forma posible a una carrera, buscar un equilibrio entre entrenamientos y rendimiento, sin dejar de ser un sencillo y humilde finisher, que es a lo que aspiro en cada prueba, y como bien dice Dani, entrenando para ser feliz.

Los tiempos, las marcas, los ritmos, parciales, pulsaciones, etc... son para mi simplemente datos, únicamente indicadores que no tienen mayor significado para este corredor que lo simplemente anecdótico de los mismos aún sabiendo que para retos inminentes que tengo en marcha tendré que tomarme mucho más en serio la valoración de muchos parámetros.

Mi objetivo principal en cada carrera que hago sea un maratón, medio maratón o una sencilla popular de barrio es DISFRUTAR y terminar dignamente la prueba, pero sobre todo y por encima de todas las cosas, DISFRUTAR.

¿El tiempo?

Evidentemente el tiempo es un dato que va de la mano de la prueba que realizas pero salvo que para ti sea imprescindible hacer una marca no debe de ser más allá de un simple marcador de horas, minutos y segundos sobre todo si estás empezando en esto del running.

La gente, los runners que sólo y únicamente hablan de tiempos, de bajar sus marcas, de hacer “sub- tal” o “sub- cual” en no se que carreras, me aburren y me estresan. Pero es que además de todo no me aportan mucho como corredor porque en muchos casos los he visto pegándose planes de entrenamiento de muerte para hacer no se que marca y luego si no alcanzan ese objetivo se sienten frustrados, decepcionados y moralmente hundidos en su fracaso.

Y creedme que es una pena preparar un maratón durante 20 semanas para bajar de 3h30min, por ejemplo, y hacer 3h32min y acabar jodido y tocado anímicamente cuando te has marcado un carrerón increíble.

Pero esa es la grandeza y la miseria de este deporte. Puedes hacer 3h32min en un maratón y sentirte tremendamente decepcionado contigo mismo maldiciendo que ha ocurrido o que ha fallado para tan estrepitoso fracaso, o puedes hacer 4h43min y sentirte el corredor y el deportista más feliz del mundo porque tu único objetivo era terminar la carrera y disfrutar de la misma.

Pasar de tiempos en corredores que se inician o simples runners amateurs como yo creo que es fundamental para alcanzar tus objetivos y hacer que cada carrera en la que participes sea una oportunidad para superarte a ti mismo, no en la marca que realices, si no en acumular una nueva experiencia, una nueva carrera a tu palmarés independientemente del tiempo que realices.


Pero la expresión “paso de tiempos” tiene también una vertiente demagógica en si misma utilizada por muchos corredores que aunque digan que poco les preocupa la marca en su próxima carrera, mienten.

Por que claro, pasas un poco de lo que tu reloj o pulsómetro marque pero al fin y al cabo somos deportista, competimos y claro está, a nadie le amarga un dulce si resulta que terminas una carrera y has mejorado tu marca personal.

Es muy licito que tu crecimiento como atleta vaya de la mano en una mejora de tus marcas personales pero para mi la MMP debe ser un regalo al esfuerzo que has realizado y no el objetivo principal de una carrera aunque respeto profundamente a aquellos corredores cuyo único e imprescindible objetivo es bajar tiempo en la distancia en la que participen.

Yo llevo algo más de tres años tomándome en serio esto de hacer running (muy poco tiempo aunque corro hace mucho) y no soy nadie para aconsejar ni decir que debes o no debes hacer aun habiendo corrido casi 100 carreras en este periodo en distintas distancias, pero si puedo decir que tras cuatro maratones, casi una veintena de medios maratones, algún trail, maratón de montaña, ultras y otras carreras nunca he terminado decepcionado por la marca que realicé y en todas he disfrutado, a la vez que sufrido también, simplemente cruzando la meta y pasando de tiempos.

Estos son algunos de los retos importantes y objetivos personales para este año 2016.

Maratón de Madrid: Disfrutar de un fin de semana en la capital con amigos, finalizar la prueba como preparación para los 101Km Ronda. (OBJETIVO CUMPLIDO)

Desafío Sur Torcal: 44 kilómetros, objetivo: Disfrutar y terminarla como preparación para los 101 de Ronda. (OBJETIVO CUMPLIDO)

101km La Legión Ronda, objetivo: Sub-24 horas, o sea, terminarla. Sentir la gloria cientounera por segunda vez consecutiva. (OBJETIVO CUMPLIDO)

Maratón de Berlín: Viajar, y completar uno de los maratones más importantes del mundo. De reojo, intentar hacer MMP, si no lo consigo, me vale con finalizarla y disfrutar de la capital alemana junto a mis compañeros y amigos. (OBJETIVO CUMPLIDO)

Trail Turdetania: 56 kilómetros, objetivo: Realizar y finalizar mi primer ultra trail en la provincia de Sevilla. (OBJETIVO CUMPLIDO)

Doñana Trail Marathon: 73 kilómetros, objetivo: Completar esta reconocida carrera que une Sevilla y El Rocío dentro de los tiempos de corte y disfrutar al máximo del paisaje. (OBJETIVO CUMPLIDO)

Y algún otro reto cuyo objetivo no cambiará mucho de los anteriores.

Así me planteo yo las carreras, tan sencillo como eso.

Entrada en meta, Maratón de Sevilla 2015 (Foto: Antonio Jimenez Thao)

Espero si lees este post, y sin ser un atleta profesional estás renunciando a ciertos placeres de la vida, robando tiempo a familia y amigos, tienes aspecto esquelético y descuidado, casi malhumorado a veces por la alta ingesta de carbohidratos e isotónicos y te estás matando con un plan de entreno a cuchillo para ser “sub- no se cuanto” en tal carrera, espero que no te moleste lo que escribo pero a fecha de hoy (11/07/2016) es lo que pienso sobre este deporte y como afrontarlo desde una practica amateur, humilde y sencilla que es la de la mayoría de los mortales que nos calzamos unas zapatillas y tiramos al monte o a la calle. Si con todo ello eres feliz, sigue disfrutando de tu felicidad encerrada y cautiva en horas, minutos y segundos, porque la felicidad también puede esconderse en un pulsómetro.

Si por el contrario disfrutas de este deporte siendo moderadamente disciplinado, simplemente poniéndote unas zapas y saliendo a correr, disfrutando de un paisaje, en compañía de tu pareja, tu familia y amigos por el simple hecho de sentirte bien contigo mismo, sintiendo como tu mejora diaria se basa en tu actitud ante la vida, tu lucidez mental y emocional y una sonrisa que te delata cada vez que cruzas la meta de una carrera, entonces amiga, amigo, bienvenidos al club de los runners que pasamos de tiempos y disfrutamos simplemente de correr.

Lo dicho, yo #pasodetiempos.

¿Y tú?

Pd: Que pase de tiempos no significa que no me guste mejorar mis marcas eh, jajajajajajajajaja!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y en breve lo publicaré.